Entrevista a mujer ejecutiva de éxito. Carmen Gómez Menor

Si te gusta, comparte...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Entrevista a mujer ejecutiva. Carmen Gómez Menor.

Carmen es una profesional líder en su sector, una ejecutiva de éxito en la comunicación de empresa. Actualmente es Directora Corporativa de la prestigiosa empresa de comunicación, Llorente & Cuenca.


Comenzamos con las preguntas. Estimada Carmen

1º En que piensas tú que están discriminadas las mujeres dentro de las empresas en general.

“La promoción de la mujer en puestos de alta dirección y su re-incorporación al mundo laboral tras la maternidad, sin que esta le penalice laboralmente, son asignaturas pendientes”

Aunque todavía nos queda un largo camino por recorrer en materia de igualdad, se han producido avances en la legislación y en la opinión pública (no hay más que ver el éxito de convocatoria del pasado 8 de marzo), y algunas empresas han recogido el testigo para favorecer la igualdad de oportunidades entre sus empleados. Aun así, la promoción de la mujer en puestos de alta dirección y su re-incorporación al mundo laboral tras la maternidad, sin que esta le penalice laboralmente, son asignaturas pendientes en la mayoría de las empresas. Como recientemente mencionaba María Cura, directora general de LLORENTE & CUENCA en Barcelona y socia de la compañía, en una entrevista, las cifras hablan por sí solas: la tasa de desempleo femenino se sitúa en el 18,2%, frente al 14,9% masculino y el porcentaje de mujeres en edad laboral en riesgo de pobreza es del 31%.

2º ¿Y en la vida familiar? Qué discriminaciones sufren

“Todavía el peso de la educación de los menores y la organización de la vida doméstica sigue corriendo a cargo de las mujeres”

Pues en este ámbito ocurre lo mismo. Aunque no podemos comparar la situación de la mujer hoy en día con la de hace 30 años, todavía el peso de la educación de los menores y la organización de la vida doméstica sigue corriendo a cargo de las mujeres en la mayoría de los casos. No hay más que ver los datos de reducción de jornada laboral de hombres (3%) frente a mujeres (25%), o echar un vistazo a las agendas de ambos, para comprobar que todavía hay mucha desigualdad en este terreno.

3º Tú has triunfado, que viendo las discriminaciones denunciadas por las mujeres en el entorno laboral, y de todos sabidas, es doblemente loable.
Conociendo tu valía profesional, ya intentaremos entrevistarte como experta en comunicación, como la profesional que eres, demostrando en la profesión y siendo ejemplo para las mujeres.

Pero, dinos que dificultades has tenido tú a título personal a nivel laboral, cuales han sido tus mayores frenos o problemas en tu vida profesional por ser mujer. Detállalos y si puedes, pon algún ejemplo.

“Mis jefes han sido, han sido clave para que haya llegado hasta donde estoy”

Yo no he sentido de una manera directa la discriminación en mi trabajo por ser mujer. La mayoría de mis jefes han sido, además de excelentes profesionales, personas muy éticas y responsables, y de hecho han sido clave para que haya llegado hasta donde estoy. Cuando he tomado decisiones de índole personal, me he sentido apoyada. Siempre recordaré que cuando mi segundo hijo tenía 6 meses y el primero 2 años, me planteé dejar de trabajar un tiempo y con el discurso preparado entré en el despacho de mi jefe de entonces. Pero lejos de aceptar mi propuesta, me ofreció flexibilidad de horarios y me convenció de seguir con mi carrera sin renunciar a mi vida personal. He sido muy afortunada, pero soy consciente de que no es lo normal.

5º Que opinas que habría que hacer a nivel de las propias empresas, y a nivel de los legisladores para revertir la situación.

“Las empresas deben hacer un diagnóstico de su mapa de talento femenino, reflexionar sobre qué medidas pueden tomar para impulsar la captación, retención y desarrollo de ese talento, e impulsar una mayor igualdad de género en sus Consejos de Administración”

En primer lugar, al partir de una situación de desigualdad, creo que se necesitan medidas excepcionales, y en ese sentido soy partidaria de una discriminación positiva que equilibre la situación. Creo que las empresas deben hacer un diagnóstico de su mapa de talento femenino, reflexionar sobre qué medidas pueden tomar para impulsar la captación, retención y desarrollo de ese talento, e impulsar una mayor igualdad de género en sus Consejos de Administración (algo que, por cierto, estamos acometiendo en LLORENTE & CUENCA). Por otra parte, los legisladores deberían impulsar políticas de diversidad y responsabilidad, y hacer hincapié en la educación, que es la gran esperanza para que haya un cambio real.

6º Que consejos les darías a las chicas jóvenes para que en su madurez se haya podido revertir la situación.

“Hay muchos modelos de vida diferentes, pero no se debe renunciar a tener una familia y desarrollarse profesionalmente.”

Que se preparen lo mejor que puedan, que sean ambiciosas profesionalmente y que elijan bien a su pareja, porque este cambio es cosa de hombres y mujeres. Y que piensen en cómo quieren verse en 10-15 años. Los hijos crecen, y a veces las mujeres se ven de pronto sin un proyecto de vida interesante, después de haberlo dado todo por la familia. Hay muchos modelos de vida diferentes, pero no se debe renunciar a tener una familia y desarrollarse profesionalmente. Es posible.

7º Parece ser, que los jóvenes, no han olvidado actitudes machista con sus parejas, si no que perpetúan el aberrante sentido de propiedad de sus novias o mujeres. Lo que han heredado de sus abuelos, y la democracia no ha sabido cambiar lo suficiente.
¿Qué piensas que está ocurriendo para que pase esto, y como  se puede cambiar?

“Los colegios y en las familias la educación debe fomentar valores como el respeto, la tolerancia y la solidaridad”

“Las empresas deben crear entornos favorables al avance de la mujer, para que esta sean menos vulnerable”

Creo que la clave está en la educación. Por eso desde todos los ámbitos se debe contribuir a que el modelo de sociedad nos presente ejemplos edificantes y responsables. Si hacemos mujeres más fuertes, seguras de sí mismas y con igualdad de oportunidades, estaremos dejando poco sitio al abuso. Por otro lado, en los colegios y en las familias la educación debe fomentar valores como el respeto, la tolerancia y la solidaridad. Y por último las empresas deben crear entornos favorables al avance de la mujer, para que esta sean menos vulnerables. La falta de conciliación también es un factor que perjudica la educación de los hijos, y se debería prestar más atención a los efectos que está teniendo en ese rebrote de actitudes machistas que mencionas.

8º Crees que tiene algo que decir las madres con la educación de sus hijos varones, ¿están las propias madres haciendo lo suficiente?, o por el contrario, siguen haciéndole todas las cosas a sus niños. Que en su día, tendrán una pareja.

Yo misma tengo tres hijos varones, y siento una gran responsabilidad hacia el tipo de hombres que serán algún día. No solo respecto a su rol con sus parejas, sino también al papel que desempeñarán en la sociedad. Me gustaría que fuesen solidarios, responsables y buenos ciudadanos, además por supuesto de grandes defensores de la igualdad de oportunidades.

9º Las brechas de igualdad entre hombres y mujeres, cuando las profesionales no tienen hijos, son menores. Supone esto, que las mujeres no pueden tener hijos para triunfar con la situación actual.

Y cómo habría que cambiarlo.
No, en absoluto. Creo que el cambio debe venir de los hombres, que tienen que tener una implicación mucho mayor en el cuidado de los hijos. Es decir, cuando una pareja decide montar un proyecto de vida en común, ambos deberían contemplar los hijos y la casa como una responsabilidad común, y repartir roles y tareas. A veces es una cuestión de tiempos. Y también de las empresas, que deben facilitar las bajas por paternidad y dar ejemplo con sus directivos.

10º El informe de las Mujeres en el trabajo de la UNESCO  puede y es vergonzoso como sociedad, donde los hombres deberíamos de recapacitar.  Pero si es cierto, que hay muchas cosas que han cambiado y son un ejemplo de que las cosas evolucionarán más.
Por ejemplo, hay más mujeres universitarias,  y estas, que sacan mejores notas. Sectores profesionales donde empiezan a ser mayoría, y me pregunto yo, no puede ser que pasemos al punto contrario, que en esas profesiones los hombres puedan llegar a ser discriminados. Y en ese caso, ¿Cómo evitarlo?

Creo que si tendemos a incentivar la igualdad de oportunidades estamos previniendo cualquier situación de abuso, y confío en que tendamos a ello. Sería igualmente absurdo que pasáramos al otro extremo. En una situación ideal de no discriminación sería cuestión de preparación y desempeño de un trabajo. Por otra parte hay que realizar un ejercicio permanente de auto análisis para no crear ambientes exclusivos, hay que fomentar la diversidad aunque esta exija un esfuerzo constante de adaptación y tolerancia. Y no sólo de género, sino de raza, etnia, procedencia socioeconómica, pensamiento, etc.

11º Este pasado día ocho de Marzo del 2018, hemos tenido una huelga general de mujeres, en favor de eliminar las brechas discriminatorias entre hombres y mujeres.
Ha sido divertido, por no decir una tomadura de pelo que se pidiese a las mujeres, que tiene dos trabajos, empleo y casa. Que cambiasen las huelgas en Europa, haciéndola a la japonesa, trabajando más.
Bueno, ahora después de la huelga, te preguntamos como experta con demostrada valía y experiencia en comunicación,  ¿Qué hay que hacer para que no se olviden estas iniciativas, para que los medios mantengan su atención y sean, o puedan ser catalizadores del cambio?

Hay que pasar de las palabras y buenas intenciones a los hechos, concretar medidas que acaben con situaciones de desigualdad y promuevan un avance real, e incorporar programas de diversidad en las empresas. Nosotros estamos trabajando para nuestros clientes en esta línea. También hay que desterrar del discurso frases y comentarios que supongan una minusvaloración hacia las minorías. En este sentido, la diversidad en las propias redacciones de los medios de comunicación es fundamental para seguir construyendo un panorama mediático más inclusivo.

12º Por último, que piensas del movimiento feminista.

“Les debemos mucho al movimiento feminista, si no hubiera sido por ellas no estaríamos hoy donde estamos”

Personalmente, no me identifico con las posturas ni planteamientos radicales que enfrentan a hombres y mujeres. Pero estoy absolutamente de acuerdo con la necesidad de cambiar una situación de injusticia histórica, y pienso que las mujeres tenemos que estar unidas en este objetivo, aunque seamos muy diferentes en cuanto a maneras de abordarlo. Les debemos mucho al movimiento feminista, si no hubiera sido por ellas no estaríamos hoy donde estamos.

La verdad es que es un perfil de madre de familia numerosa atípico y ejemplar. Para todos y para las mujeres u hombres que piensan que las mujeres han de renunciar a una vida de, también éxito profesional, por triunfar en la familia como madres.  

Por nuestra parte, por mi parte, Ole Carmen. Y deseo y espero que en no tanto tiempo, esto sea lo normal, que las mujeres puedan desarrollarse personal, familiar y profesionalmente como quieran. 

Unos hijos, un marido que han de estar orgullosos. Y una empresa, clientes, que ha de saber apreciar el  contar con una profesional de semejante calado. Pero por lo que nos cuenta del ejemplo a seguir de LLORENTE & CUENCA, en cuanto a igualdad de la mujer en todos los conceptos, parece ser que es así. 

Si te gusta, comparte...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario

*